jueves, 18 de diciembre de 2014

El deseo de Dios



«¡Atención, sedientos!, acudid por agua, también los que no tenéis dinero: venid, comprad trigo, comed sin pagar, vino y leche de balde» (Is 55, 1)

Siempre ha estado ahí ese anhelo, esa mirada, esa pregunta. No siempre le sé poner nombre, pero, Señor, tengo sed de ti, de justicia, de respuestas, sobre todo, de amor. De un amor radical, profundo, incondicional y eterno. Y todo eso eres tú.


En este tiempo de Adviento me recuerdas que estás viniendo, una y otra vez, a mi mundo, a mi historia, a mi vida. Y me das un toque de atención para que no me distraiga con otros anhelos que se agotan pronto, con otras hambres que nunca me satisfacen, con otros motivos que entretienen, pero no dan sentido. Porque lo que deseo, eso es lo que voy a perseguir con todas mis fuerzas. Pues, Señor, te necesito a ti. Ven, Señor Jesús.

Necesito

Necesito
tu presencia, un tú inagotable y encarnado
que llena toda mi existencia,
y tu ausencia, que purifica mis encuentros
de toda fibra posesiva.
Necesito
el saber de ti que da consistencia
a mi persona y mis proyectos,
y el no saber que abre mi vida
a tu novedad y a toda diferencia.
Necesito
el día claro en el que brillan los colores
y se definen los linderos del camino,
y la noche oscura en la que se afinan
mis sentimientos y mis sentidos.
Necesito
la palabra en la que te dices y me digo
sin acabar nunca de decirnos,
y el silencio en el que descansa
mi misterio en tu misterio.
Necesito
el gozo que participa de tu alegría,
última verdad tuya y del mundo,
y el dolor, comunión con tu dolor universal,
origen de la compasión y la ternura.

Benjamín G. Buelta, sj

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Las parroquias de Santiago Apóstol y Ntra. Sra. del Rosario de Fátima cantan lo Divino

Este viernes las Comunidades parroquiales de Fátima y El Puertito salen por las calles del barrio para cantar villancicos y anunciar que Jesús está cerca


La parroquia de Santiago Apóstol  lo realizará a las 17.00 horas

 En la parroquia de Ntra. Sra. del Rosario de Fátima celebrarán la Eucaristía a las 18 horas. A continuación saldrán por las calles por el recorrido de la Virgen en su octava y terminarán con una chocolatada.

Desde las Comunidades parroquiales animamos a todas las personas y niños que quieran participar traigan instrumentos y juntos anunciaremos  que vivimos la espera de nuestro Niño Dios

martes, 16 de diciembre de 2014

El IES Galeón visita el Sitio Histórico Chinguaro

El pasado viernes 12 de Diciembre tuvimos la presencia de 160 alumnos del IES Galeón de Adeje en el Sitio Histórico Chinguaro.

Los alumnos mostraron mucho interés por el lugar cuando se les estuvo explicando la historia de la primera casa de nuestra Madre.

Animamos a todos los colectivos, asociaciones y colegios a visitar Chinguaro que junto a El Socorro es unos de nuestros principales lugares donde nace nuestra Fe en María y su Hijo

Puedes llamar y pedir cita mediante la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Güímar o a través de nuestro despacho parroquial llamando al  922510206 en el siguiente horario
   
LUNES: (mañanas de 10,00h a 13,00h);
                    
         MARTES: (mañanas de 10,00h a 13,00h).

                MIÉRCOLES: (mañanas de 10,00h a 12,30h);
                                     
        JUEVES: (mañanas de 10,00h a 12,30h);
                     
            VIERNES: (mañanas de 10,00h a 13,00h).

Hemos comenzado la misas de luz

Esta semana tendremos las Misas de Luz en la capilla de Chacona a las 6.30 de la mañana.

Dios está cada vez mas cerca... Preparemos su encuentro y abramos nuestro corazón

«Mira que estoy a la puerta y llamo» (Ap 3,20), a la puerta de tu corazón,
ahora que en tu creciente niñez estás al comienzo de una vida por hacer;
ahora que empiezas a darte cuenta de quién soy y qué es lo que solicito de ti;
ahora que ya comienzas a acostumbrarte a tomar decisiones por tu cuenta
y te puedes relacionar con tus semejantes en libertad y cierta responsabilidad.

 Sí, llamo a la puerta de tu corazón, joven de cualquier tipo que seas,
cuando has asumido la vida con todas sus caras y gozas de ella sin ambages;
cuando eres capaz de realizar heroicidades sin cuento con la generosidad a flor de piel,
abierto a las mayores renuncias y a las más grandes entregas,
sin que te importe lo que puedan costar tus decisiones tomadas sin marcha atrás.

 Llamo a la puerta de tu corazón, mujer de buena voluntad, adulta y anciana,
en el momento en que has formado una familia
y te entregas a ella con la pasión de la esposa y de la madre;
ahora que estás viviendo una nueva etapa llena de sentido, que has llegado a la madurez
y sabes por experiencia que lo mejor de ti consiste en darte sin condiciones a los demás.

 Llamo a la puerta de tu corazón, hombre hecho y derecho de la edad que seas,
precisamente en este tiempo en que tu vida va tomando decisiones que marcan lo por venir,
que realizas un trabajo difícil de conseguir en esta época de tantas carencias;
que debes dejar tiempo para tu cónyuge e hijos,
ya que necesitan de tu palabra, de tus gestos, de tu entrega y sobre todo de tu ejemplo.

 Llamo a la puerta de tu corazón, tu consagrada o consagrado con un amor indiviso,
que has asumido los valores del reino, fundamentales en la opción tomada,
y no te cansas por el establecimiento de las bienaventuranzas en este mundo;
ahora que vives mirando al futuro, en el que Dios espera con los brazos abiertos,
y te has convertido en un signo de su ultimidad ante los demás.

 Llamo a la puerta de tu corazón, sacerdote contagiado de mi caridad pastoral,
que quieres vivir la llamada al seguimiento y a la misión con radicalidad.
Encuentra en mi llegada a tu existencia lo que tanto necesitas,
para transparentarme delante de la comunidad, en la que me representas;
en la que te esfuerzas por ser hermano, maestro y sobre todo pastor.

 Bienaventurados todos vosotros, si escucháis mi voz
y me abrís la puerta con la disponibilidad y la obediencia que tuvo mi Santa Madre;
si me miráis cara a cara con su ternura, esa  ternura que yo mantengo de ella,
y aceptáis fielmente sin componendas de ninguna clase mi reto de filiación y fraternidad.
Estoy delante de cada uno de vosotros y os ofrezco lo mejor que tengo: mi salvación,
esa salvación que no pueden conceder los poderes de este mundo.

 En este tiempo de gracia llego una vez más a ti, persona de carne y hueso, con nombre y apellido
y te llamo a ti en las circunstancias concretas de tu existencia de cada día;
te pido que te relaciones conmigo y con los otros en fe, esperanza y caridad.
Una vez más quiero moverte a conversión y a la acción en favor de los necesitados.
Deseo hacerme presente en tu actividad imprescindible.
Sí, deseo a través de ti actuar en esta sociedad, tan necesitada del Padre y de los hermanos.
¡Ábreme tu corazón!

lunes, 15 de diciembre de 2014

Retiro de Adviento

El pasado Sábado 12 de Diciembre tuvimos el Retiro Parroquial de Adviento en la Ermita de El Socorro donde se hicieron presentes los grupos parroquiales de nuestras parroquias de San Pedro Apóstol, Santo Domingo de Guzmán y Santiago Apóstol.


Desde las parroquias agradecemos a todos su participación e invitarles a los próximos actos que la parroquia tendrá a partir de este sábado con el Concierto de Villancicos.

Festividad de San José Manyanet

Hoy celebraremos la Festividad de San José Manyanet en la Parroquia de San Pedro Apóstol.

6.30 de la mañana: Misa de Luz en chacona
9.30 de la mañana desde el Colegio  Nazaret Procesión de la imagen de San José Manyanet hacia la parroquia de San Pedro Apóstol y a continuación celebración de la Eucaristía



Josep Manyanet nació el 7 de enero de 1833 en Tremp (Lleida, España), en el seno de una familia numerosa y cristiana. Fue bautizado el mismo día y, a la edad de 5 años, fue ofrecido por su madre a la Virgen de Valldeflors, patrona de la ciudad. Tuvo que trabajar para completar los estudios secundarios en la Escuela Pía de Barbastro y los eclesiásticos en los seminarios diocesanos de Lleida y Urgell. Fue ordenado sacerdote el 9 de abril de 1859.
Tras doce años de intenso trabajo en la diócesis de Urgell al servicio del obispo, en calidad de paje y secretario particular, mayordomo de palacio, bibliotecario del seminario, vicesecretario de cámara y secretario de visita pastoral, se sintió llamado por Dios para hacerse religioso y fundar dos congregaciones religiosas.

Fundador y apóstol de la Sagrada Familia
Contando con la aprobación del obispo, en 1864, fundó a los Hijos de la Sagrada Familia Jesús, María y
José, y en 1874, a las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret, con la misión de imitar, honrar y propagar el culto a la Sagrada Familia de Nazaret y procurar la formación cristiana de las familias, principalmente por medio de la educación e instrucción católica de la niñez y juventud y el ministerio sacerdotal.
Con oración y trabajo constantes, con el ejercicio ejemplar de todas las virtudes, con amorosa dedicación y solicitud por las almas, guió e impulsó a lo largo de casi cuarenta años la formación y expansión de los institutos, abriendo escuelas, colegios y talleres y otros centros de apostolado en varias poblaciones de España. Hoy, los dos institutos están presentes en países de Europa, las dos Américas y África.
Especialmente llamado por Dios para presentar al mundo el ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret, escribió varias obras y opúsculos para propagar la devoción a la Familia de Jesús, María y José, fundó la revista La Sagrada Familia y promovió la erección, en Barcelona, del templo expiatorio de la Sagrada Familia, obra del arquitecto siervo de Dios Antonio Gaudí, destinado a perpetuar las virtudes y ejemplos de la Familia de Nazaret y ser el hogar universal de las familias.

Su pensamiento
El beato Josep Manyanet predicó abundantemente la Palabra de Dios y escribió también muchas cartas y otros libros y opúsculos para la formación de los religiosos y religiosas, de las familias y de los niños, y para la dirección de los colegios y escuelas‑talleres. Sobresale La Escuela de Nazaret y Casa de la Sagrada Familia (Barcelona 1895), su autobiografía espiritual, en la cual, mediante unos diálogos del alma, personificada en Desideria, con Jesús, María y José, traza todo un proceso de perfección cristiana y religiosa inspirada en la espiritualidad de la casa y escuela de Nazaret.
También Preciosa joya de familia (Barcelona 1899), una guía para los matrimonios y familias, que les recuerda la dignidad del matrimonio como vocación y la importante tarea de la educación cristiana de los hijos.
Para la formación de los religiosos escribió un libro de meditaciones titulado El espíritu de la Sagrada Familia, en donde describe la identidad de la vocación y misión de las religiosas y religiosos Hijos de la Sagrada Familia en la sociedad y en la Iglesia.
Existe una edición de sus Obras Selectas (Madrid 1991) y está en fase de impresión el primer volumen de sus Obras Completas.

Enfermedades y muerte
Las obras del Padre Manyanet crecieron entre muchas dificultades: ni le faltaron varias dolorosas enfermedades corporales que le atormentaron durante toda su vida. Pero su indómita constancia y fortaleza, nutridas con una profunda adhesión y obediencia a la voluntad de Dios, le ayudaron a superar todas las dificultades.
Minada su salud por unas llagas abiertas en el costado durante 16 años —que llamaba «las misericordias del Señor»—, el 17 de diciembre de 1901, esclarecido en virtudes y buenas obras, volvió a la casa del Padre, en Barcelona, en el colegio Jesús, María y José, el centro de su trabajo y rodeado de niños, con la misma sencillez que caracterizó toda su existencia. Sus últimas palabras fueron la jaculatoria que había repetido tantas veces: Jesús, José y María, recibid cuando yo muera el alma mía.
Sus restos mortales descansan en la capilla‑panteón del mismo colegio Jesús, María y José, continuamente acompañados por la oración y el agradecimiento de sus hijos e hijas espirituales y de innumerables jóvenes, niños y familias que se han acercado a Dios, atraídos por su ejemplo y sus enseñanzas.

.
El testimonio de su santidad
La fama de santidad que le distinguió en vida, se extendió por muchas partes. Por lo que, introducida la Causa de Canonización en 1956, reconocida la heroicidad de sus virtudes en 1982 y aprobado un milagro debido a su intercesión, fue declarado Beato por Juan Pablo II en 1984. Ahora, con la aprobación de un nuevo milagro obrado por su intercesión, está prevista su canonización para el día 16 de mayo de 2004.
La santidad de Josep Manyanet, como afirmó Juan Pablo II, tiene su origen en la Sagrada Familia. Fue llamado por Dios «para que en su nombre sean bendecidas todas las familias del mundo». El Espíritu forjó su personalidad para que anunciara con valentía el «Evangelio de la familia». Su gran aspiración era que «todas las familias imiten y bendigan a la Sagrada Familia de Nazaret»; por ello, quiso hacer un Nazaret en cada hogar, una «Santa Familia» de cada familia.
La canonización del Beato Josep Manyanet sanciona ahora no sólo la santidad, sino también la actualidad de su mensaje nazareno familiar. Es, por eso, el profeta de la familia, el protector de nuestras familias.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Actos importantes y noticias parroquiales

Sábado 13:

9.30 horas en la Ermita de El Socorro. Retiro de Adviento

19.00 horas en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán en honor a Santa Lucía

Lunes 15 al Viernes 19:

06.30 horas Misas de luz en Chacona




PEDIMOS SU COLABORACIÓN: Estamos recaudando fondos para poder acometer la obra externa, de desescombro e impermeabilización de la Capilla Antigua de San Pedro Abajo. Todo el perímetro de la capilla, al estar cubierto de materiales porosos, esta afectando gravemente a los frescos de su interior. La obra saldrá unos 7.000€, y queremos contar con su ayuda. Números de cuenta es: 3076 0060 71 2362466027 (Caja Siete)//2100 2777 84 0200079964 (Caixa). ¡Muchas gracias!



Queremos recordar y pedir vuestra colaboración  para  las campañas, con motivo de las fiestas navideñas, proponemos desde nuestras Parroquias,  para seguir ayudando a los más necesitados de nuestro pueblo:
 1)  El euro solidario: Colaborar con una aportación económica para entregar a Cáritas Interparroquial.
2) Campaña del kilo: Colaborar con alimentos imperecederos para repartirlo a los más pobres y necesitados de nuestro pueblo.
Pensemos siempre en aquellos desfavorecidos que tenemos a nuestro lado y que estas fiestas no podrán disfrutar, tal vez de ellas, como si lo podremos hacer nosotros.

jueves, 11 de diciembre de 2014

María, la que espera

María nos enseña a vivir este tiempo como camino hacia el portal de Belén, lugar de encuentro y adoración del Dios-Niño. 


Por: María de Lourdes Rodero Elizondo, o.p. | Fuente: Catholic.net


El adviento es tiempo de espera para la gran celebración de la Navidad. El nacimiento de Jesús es el gran acontecimiento largamente esperado por el Pueblo de Israel que durante tantos años vivió anhelando el cumplimiento de la promesa que Dios le había hecho de que le enviaría un Salvador.

Nuestra cultura no está habituada a esperar y nos es difícil comprender que el Pueblo de Israel haya esperado siglos y siglos para el cumplimiento de esta promesa. La nuestra es la cultura de la prisa, de lo inmediato, de lo "express". Esperar implica acomodarse al tiempo de otro y es realmente difícil aceptar los tiempos de “otro” cuando no coinciden con los nuestros, incluso si son tiempos de Dios.

El Adviento nos invita a esperar el tiempo de Dios; la venida de Jesús.

El adviento no es aún la fiesta, sino espera, preparación y expectación para la gran fiesta.
El gozo propio del adviento es de quien ha recibido una promesa y espera ilusionado su cumplimiento y verificación. Sin embargo, hoy ya no lo vivimos esperando una promesa. Hemos adelantado la fiesta y hemos perdido el clima de "espera", "de promesa", de "don".

Lo anticipamos todo: durante el adviento, nos damos regalos, los abrimos, comemos pavo, dulces, etc. No sabemos esperar. Esta anticipación del festejo nos ha "robado" el tiempo de preparación espiritual propuesto por la Iglesia para una celebración profunda de la Navidad, que tendría que ser para cada cristiano, un encuentro “de corazón a corazón” con el Dios-niño, tan sencillo y pequeño, que se encuentra al alcance de todos. Actualmente hay muchos festejos “navideños” que nada tienen que ver con el misterio de la Navidad y muchas veces para el 24 de diciembre, ya nos encontramos cansados y agobiados; incluso "saturados" de tantos compromisos; agotados por la prisa y el estrés. La forma en la que solemos vivir el adviento, en lugar de prepararnos para celebrar la Fe en un clima de paz y gozo espiritual, muy probablemente nos acelera, dispersa y distrae para lo esencial.

María, la Madre que supo esperar con verdadera esperanza y gran amor, es el gran personaje del Adviento que nos enseña a vivir este tiempo como camino hacia el portal de Belén, lugar de encuentro y adoración del Dios-niño.

Tres actitudes muy hermosas de María que nos pueden ayudar a vivir este adviento son: la espera, la preparación del corazón y la acogida sincera.
1. María espera con gozo, con profunda esperanza, la llegada de Jesús a su vida.
2. María prepara su corazón con vivos sentimientos de ternura para con el Niño Jesús que viene y de gratitud profunda para con Dios que cumple sus promesas.
3. María cultiva en su corazón una acogida generosa, abriéndolo de par en par para que realmente entre Jesús a su vida. Ella lo esperaba sinceramente, no lo acoge sólo de palabra, sino que le ofrece su corazón.

Que María nos enseñe a vivir este adviento en una espera gozosa; a aprovechar este tiempo para preparar nuestro corazón para que Jesús realmente encuentre en él un lugar donde quedarse y desde el cual podamos descubrirlo como verdadero Salvador: como el Dios que viene a iluminar lo que en nuestra vida está oscuro; a sanar lo que en nuestra vida está enfermo; y a liberarnos de todo lo que nos impide vivir en el gozo de su Amor.