martes, 29 de julio de 2014

III Ofrenda Atlética Virgen del Socorro



Ya se ha abierto el plazo de inscripción para la III Ofrenda Atlética Virgen del socorro que tendrá lugar el 8 de Septiembre.

Puedes inscribirte en la Piscina Municipal de Güímar

Anímate


lunes, 28 de julio de 2014

Comunicación del Obispo y Carta del episcopado Venezolano‏


A LA ATENCIÓN DE LOS SACERDOTES, DIÁCONOS,
CATEQUISTAS, VISITADORES DE ENFERMOS
Y OTROS AGENTES DE PASTORAL

Mis queridos hermanos:
En mis visitas a las parroquias, ermitas, capillas y cementerios he podido comprobar cómo está muy extendida en muchos fieles la devoción al venezolano Venerable  José Gregorio, a veces no exenta de superstición, santería u otras formas de piedad ajenas al sentido cristiano del culto a los santos o a los que están en proceso de canonización.
La difusión de esta devoción en nuestra Diócesis se explica por la profunda relación que existe entre Canarias y Venezuela, aparte de ser  expresión de la universalidad de la Iglesia, en la que todos los miembros de cuerpo de Cristo nos pertenecemos y nos enriquecemos mutuamente.
Particularmente, por una parte, he podido comprobar la colocación al culto público de imágenes del venerable José Gregorio que, inmediatamente y sobre la marcha, he mandado retirar explicando porque no deben colocarse ni en iglesias, ni capillas, ni ermitas de culto público hasta que no sea beatificado y, también, por otro lado, he visto actitudes de rechazo total y descalificación de las personas que tienen esta devoción sin analizar cada caso con atención. En algunos casos, también he podido comprobar como algunos sacerdotes, con buen criterio, tienen guardada la imagen en un armario a la espera de poderla colocar visiblemente.
Este año se cumple el 150º aniversario del nacimiento del VENERABLE DR. JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ CISNEROS y la Conferencia Episcopal Venezolana ha publicado una sencilla carta pastoral en la que, además de aportarnos los datos esenciales de la vida del Venerable José Gregorio no pone al tanto del proceso de beatificación y como no se deben colocar imágenes al culto público (se ve que por Venezuela tienen el mismo problema): “Recordamos a todos que en la Iglesia Católica la declaración de la santidad de una persona corresponde solamente al Papa. Mientras la persona no haya sido beatificada, no se le puede rendir culto público. Animamos a los sacerdotes y a todos los agentes de pastoral a evitar que cualquier tipo de imagen o representación esté presente en los templos católicos, hasta tanto no sea declarado oficialmente beato” (n. 11 de la carta pastoral).
A fin de que estemos bien informados y podamos orientar adecuadamente a los fieles, les adjunto el texto completo de la Carta Pastoral de los Obispos Venezolanos. Ojalá que la devoción te tantos fieles y las suplicas por su beatificación produzca los frutos deseados y podamos contar con un nuevo beato que ya goza de favor de muchos fieles de nuestra diócesis.
Agradeciendo vuestro trabajo de siempre, les pido colaboración en este asunto y con la bendición del Señor reciban mi abrazo fraternal.
Pincha en el siguiente enlace para leer los datos de la Vida de José  Gregorio


                   † Bernardo Álvarez Afonso

                Obispo Nivariense


La forma de comunicar en las redes sociales es la típica del Evangelio

Autor: de Samuel Gutiérrez | Fuente: http://www.pccs.va 
La entrevista al P. Antonio Spadaro
La forma de comunicar en las redes sociales es la típica del Evangelio
La forma de comunicar en las redes sociales es la típica del Evangelio




Su especialidad es la ciberteología. El jesuita Antonio Spadaro (@antoniospadaro), director de La Civiltà Cattolica, está convencido de que uno de los grandes desafíos hoy de la Iglesia es pensar el cristianismo en tiempos de la red. Tiene, además, la teoría de que el lenguaje y la forma de comunicar en las redes sociales es muy parecido al del Evangelio. La clave no está en transmitir información, sino en compartir experiencias de vida. Antonio Spadaro estuvo recientemente en Barcelona, donde participó en el Congreso Internacional sobre la Pastoral de las Grandes Ciudades.

¿Qué hace un ciberteólogo en un congreso internacional sobre pastoral de las grandes ciudades? 

La cuestión de las grandes ciudades es una cuestión emergente. En ellas se vive hoy la movilidad en un doble sentido. Por un lado, en un sentido más literal, porque en las ciudades la gente está continuamente en movimiento: para ir a trabajar, para regresar a casa... Pero, por otro lado, la movilidad es vivida también en lo que se refiere a los dispositivos móviles. En el momento en el que en las grandes ciudades se pierde el contacto inmediato y directo con las personas que conozco, éstas tienden a convertirse en el lugar del anonimato. En este contexto, las redes digitales se convierten casi en una plaza, el lugar donde las personas mantienen el contacto con los seres queridos, los familiares, los amigos... Es habitual hoy que desplazándonos en autobús o en el metro, haya mucha gente que consulte el perfil de facebook o la cuenta de Twitter para ver lo que nuestros amigos han hecho o están haciendo, o para compartir los propios pensamientos o las propias imágenes. En realidad hay una dimensión de ciudadanía digital que se expresa hoy gracias a los dispositivos móviles.

Esto pasa sobre todo en las grandes ciudades. En este sentido podemos decir que existe una relación más o menos directa entre vivir en el ambiente digital y la cuestión de cómo vivir hoy en las grandes ciudades.

Y esa relación debe reflejarse en el trabajo pastoral.

Así es. No obstante, yo no trazaría una línea divisoria radical entre la pastoral en un ambiente físico y la pastoral en un ambiente digital. El ambiente digital está cada vez más integrado en nuestra vida ordinaria. Si estoy ahora aquí en Barcelona, y me geolocalizo en Facebook y comparto contenidos a través de Twitter, esto forma parte de mi vida ordinaria. No es una vida separada. Yo creo que la pastoral general debe considerar el desarrollo de internet y cómo internet se relaciona con la vida cotidiana, ordinaria, normal de las personas. Benedicto XVI lo expresó muy bien en el mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones de 2013 al señalar que el ambiente digital no es un ambiente virtual, sino que forma de la vida ordinaria de las personas. Por eso es importante que se tenga en cuenta dentro de la reflexión sobre la pastoral ordinaria. Es una dimensión que debería estar integrada normalmente en la pastoral de la Iglesia.

Hoy se habla de las redes sociales como lugares antropológicos, incluso espacios de vida...

Un obispo italiano se ha referido a internet y a las redes sociales como nuevo contexto existencial. Creo que es una definición muy acertada. Internet no es un instrumento que hay que utilizar, sino un ambiente que hay que habitar. En este sentido, es importante tener claro que no es tampoco un instrumento de evangelización. Es un lugar donde también se debe vivir cristianamente y dar testimonio evangélico.

La teoría está cada vez más clara: internet es un ambiente, no un instrumento. ¿Pero realmente lo vivimos así? ¿No cree que a menudo lo seguimos utilizando como instrumento?

Creo que estamos en una fase de transición. La reflexión que la Iglesia está haciendo, sobre todo a través de los pontificios consejos para las comunicaciones sociales y para la cultura, va en esta dirección: internet como ambiente a habitar, no como instrumento. Esto es ya una realidad en las personas más jóvenes, en los grupos y movimientos eclesiales. Es en los estamentos intermedios donde esta reflexión debe todavía madurar. Estamos en una fase de maduración, que se produce al mismo tiempo que la evolución de la red. Internet es todavía una niña pequeña que también tiene que madurar. La Iglesia ha estado siempre muy atenta a esta evolución.

Benedicto XVI insistía en recordar que la Iglesia tiene que estar donde está la gente. 

Está claro que la Iglesia está en la red porque los hombres están en la red. La misión de la Iglesia es estar en el lugar donde están los hombres. ¿Pero por qué está la Iglesia en la red? Desde luego que para comunicar un mensaje, pero hay un objetivo previo también muy importante: escuchar lo que el hombre tiene que decir. En este sentido, la Iglesia no está en internet sólo para decir cosas, sino para escuchar al hombre, y también para comprender y discernir la presencia de Dios en el mundo. Paradójicamente la red adopta las formas expresivas típicas de la Iglesia. El lenguaje 2.0 y las redes sociales comunican sustancialmente un mensaje no transmitiéndolo, sino compartiéndolo. Los mensajes en las redes sociales no son transmitidos, sino compartidos. Esto significa que hay una red de relaciones y sin red de relaciones el mensaje no pasa. Si no tengo amigos, no comunico nada. Esta forma de comunicación es la forma de comunicación por excelencia del Evangelio. Es lo que la Iglesia llama testimonio. No es la comunicación de un mensaje neutro, hecho a las masas, sino que pasa a través del testimonio vivido. Por eso creo que el gran desafío para la Iglesia no es adaptarse a los nuevos tiempos sino todo lo contrario: ver cómo ese depósito de sabiduría acumulado en el tiempo puede ayudar a internet a crecer.

Supongo que las nuevas tecnologías también están influyendo en la teología. 

Por supuesto. El impacto de la red sobre nuestro modo de pensar es evidente. Esto supone un gran reto para la teología. Porque si la red cambia la manera de pensar y el objetivo de la teología es pensar la fe, la pregunta resultante es clara: ¿cómo la red está tocando el modo de pensar la fe? Éste es el punto y no está resuelto, porque está en proceso. Por ejemplo, estamos acostumbrados a pensar en el hombre en búsqueda de Dios, pero hoy en día el hombre busca gracias a los motores de búsqueda como Google. Estos motores cambian nuestra forma de buscar. Y la característica de esta manera de buscar es que siempre obtenemos respuesta y además las tenemos muy rápido, inmediatamente.

Las respuestas las llevo en la mano, en mi dispositivo móvil. Vivimos en un tiempo en el que el hombre cree que tiene todas las respuestas en la palma de su mano. Hoy, en este contexto cultural, presentar el Evangelio como el libro que contiene todas las respuestas a las preguntas del hombre no funciona. No es adecuado. Por contra, el hombre tiene necesidad hoy de aprender a reconocer y formular las preguntas importantes. En este sentido, hay que proponer el Evangelio como el lugar donde encontramos todas las preguntas del hombre, no las respuestas. Esto es más eficaz.

¿Hay más ejemplos?

Sí. La lógica del púlpito, de un mensaje unidireccional que desciende de arriba abajo, tampoco funciona ya. El hombre de hoy no está dispuesto a acoger este mensaje. La manera más adecuada de comunicar un mensaje es que tenga lugar en una red de relaciones. El paso de transmitir a compartir es fundamental para la Iglesia hoy. La dinámica que el papa Francisco está imprimiendo hoy en la Iglesia es de este tipo. Invita al diálogo, al encuentro, a sentirse libre para hablar e incluso expresar opiniones divergentes.

El papa Francisco subraya la importancia de pasar de la relación al encuentro. ¿Favorece la estructura de la red ese encuentro?

La Red es una red de conexiones. Precisamente, uno de los desafíos de la Iglesia es ayudar a pasar de la conexión a la relación. Y después de la relación a la comunión. Estos pasos no son obvios, no son simples. El riesgo grande es que el hombre crea que por estar conectado ya está en relación. Esto no es verdad. Es muy importante lo que dice el Papa: comunicarse con el otro significa tocarlo. Y ha puesto la imagen del Buen Samaritano como el ideal típico del buen comunicador. Esto es muy importante. Comunicar no es un gesto exterior, sino que es algo que toca la intimidad de la persona. Es un gran desafío. Porque nos obliga a superar la idea de que basta tener un contacto superficial para poder transmitir un mensaje. No es suficiente. Para comunicar el mensaje del Evangelio es necesario el encuentro físico con la persona.

¿Cómo se explica que un Papa sin móvil, que usa todavía máquina de escribir, se haya convertido en un fenómeno mediático, también en las redes sociales?

Porque su capacidad de comunicar se funda sobre una gran experiencia pastoral de contacto con las personas. Él ha entendido bien lo que significa verdaderamente comunicar. La comunicación tecnológica es comunicación y no requiere de una estrategia especial. Su capacidad de tocar a las personas, de involucrarlas incluso a través de las redes sociales (Twitter, Facebook...) y de tener un gran impacto en el entorno digital es la consecuencia de su capacidad radical de comunicar. La clave no está en la tecnología.

Internet no es la tecnología. Internet es la red de relaciones que vivimos ordinariamente, que gracias a la tecnología se extiende más allá del espacio y del tiempo. El Papa tiene un gran impacto en las redes sociales porque su forma de comunicación es eficaz, está vinculada a su vida, porque a través de ella intenta compartir lo que él vive. Pero aún diría algo más: el Papa no comunica, sino que el Papa está presente. Esto es muy hermoso. Él no tiene una estrategia para comunicar un mensaje. Él está presente. Y esta presencia automáticamente da un testimonio, y así comunica el mensaje del Evangelio. En las redes sociales las personas han quedado impactadas por su testimonio ofrecido a través de frases breves, de mensajes incisivos, de figuras eficaces... y esto es fácil de compartir con los demás. El éxito del Papa no se puede explicar desde la lógica de la tecnología o de una estrategia comunicativa. Cuando la comunicación es auténtica, cuando se basa sobre una experiencia vivida y es capaz de entrar en contacto con la gente, es fácil que se extienda también inmediatamente por las redes sociales.

¿Le aconsejaría usted al Papa una mayor presencia, llevada personalmente, en las redes sociales? 

A través de Twitter, yo creo que el Papa tiene ya una presencia muy adecuada en las redes sociales. Llevarlo él personalmente es algo más complicado, pero tampoco es lo más importante. Lo importante es que los mensajes que se envían sean los mensajes que él quiere comunicar al mundo.

Junto a las numerosas virtudes, también se habla hoy mucho de los riesgos de internet y de la pérdida cada vez mayor de la capacidad de reflexión y contemplación. ¿Afecta el nuevo contexto cultural a la experiencia de fe?

Absolutamente. Puede haber riesgos: como el de la superficialidad, el de confundir la conexión con la relación, el de que el ambiente digital sustituya el contacto físico... El ambiente digital tiene sus riesgos, pero también los tiene la propia vida. No podemos fijarnos sólo en los riesgos si queremos leer globalmente la realidad. Sería como ver un hospital psiquiátrico y desde este punto de vista juzgar toda la vida humana. Internet no es una opción. Es una realidad a la que no podemos dar la espalda. Supone un gran paso en la historia de la humanidad. La cuestión no es si es posible volver atrás. Lo importante es aprender a vivir bien. Que haya riesgos significa también que hay una gran capacidad de impacto. Si no hubiera riesgos, se limitaría la libertad del hombre. La misión de la Iglesia no es sólo evidenciar sólo los riesgos sino descubrir y ayudar a vivir bien en el tiempo de la red.

Para aprender a vivir bien en tiempo de la red, ¿cabrá aplicar ciertas dietas digitales?

Cada uno debe encontrar su propio equilibrio. Yo no soy muy partidario de las dietas digitales. El concepto de «dieta» da a entender que hay algo erróneo o malo y que por eso hay que limitarlo. Yo creo que la clave no está en la dieta sino en la integración, es decir, aprender a armonizar ordinariamente la propia presencia en los medios digitales. Pasa como con la comida. La comida no es mala, pero si comes en exceso te puede hacer daño. En el caso de la comunicación, el problema no es la red, sino la comunicación humana en general, que tiene que equilibrar la presencia de la comunicación digital en el marco de nuestra capacidad global de comunicación.

viernes, 25 de julio de 2014

Festividad de Santiago Apóstol

Solemnidad de Santiago apóstol, patrón de España
Dios nos da fuerzas para poder "beber de su cáliz"
 
Esta tarde tendremos a las 20:00 horas la celebración de la Eucaristía en honor a Santiago Apóstol en  La Plaza de La Iglesia y a continuación procesión por el recorrido de costumbre 




¿Podéis beber mi cáliz?
1. "El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándolo de un madero. La diestra del Señor lo exaltó haciéndolo jefe y salvador, para otorgar a Israel la conversión con el perdón de los pecados"Hechos 4,33. 

Este texto de los Hechos de los Apóstoles contiene el kerigma completo proclamado por ellos después de la resurrección, consiguientemente también por Santiago, que será el primero en derramar su sangre y participar plenamente en el cáliz redentor de Cristo, como respondió a Jesús que podía.

Bajo la autoridad de Pedro y con el acuerdo de los doce, se distribuyen la tierra conocida para proclamar este mensaje de perdón y de salvación, como les había ordenado Jesús.

2. Según la tradición, a España, provincia del Imperio, viene Santiago el Mayor, uno de los hijos del Zebedeo, el hermano de Juan. De carácter fuerte y ambicioso, arrebatado, Hijo del Trueno, y predilecto del Señor. Hispania, culturizada por Roma, se había enriquecido con un cruce de colonizaciones y civilizaciones.

Desde la Hesperia de los griegos y la Iberia de los cartagineses hasta de nuevo la Hispania romana, de vuelta al nombre de los fenicios, seguidores de los reyes del mito, Gerión, Gárgoris y Habis, su hijo incestuoso, amamantado por las ciervas del monte, como Rómulo y Remo por la loba de Roma, los iberos de África, antes de Argantonio, ya habían dado a nuestra patria el nombre primigenio de Iberia, como hija del padre Ebro, máximo exponente de la tierra.

Del centro y del norte de Europa, llegaron después los celtas, hombres rubios y algo más refinados, en contraste con los africanos, que eran morenos y fuertes. Del mestizaje de los dos pueblos nacerán los celtíberos, que darán el nombre a Celtiberia. Los griegos también colonizan a Iberia, antes de que vengan los romanos e integren la península como Hispania, constituida ya colonia romana.

Este cruce de invasiones dio lugar a un enjambre de paganismo y de religiones, necesitadas de evangelio y difíciles para recibirlo.

3. A este campo duro de siembra llega Santiago, y aquí, lejos de Oriente, en el "finis terrae" y confín del "mare tenebrosum", donde acaba la tierra, sembró las primeras semillas de las que brotaron los siete varones apostólicos, todos ungidos obispos de las primeras comunidades cristianas de España, que prepararán la gran gesta y la mayor evangelización de los nuevos pueblos de América, donde después de 1.500 años, España dejará la fe, la lengua, las costumbres y hasta el nombre de algunas ciudades, como Santiago de los Caballeros en la República Dominicana, Santiago en Cuba, en Brasil, en Panamá, en Costa Rica, en Paraguay, en Perú y en Chile.

Sudor y zozobra. Angustia y desamparo. Tanto sufría Santiago que María, la madre del Señor, compadecida de la soledad del Apóstol y, seguramente con la recomendación de su hermano Juan, y su “hijo”, vino en carne mortal a Zaragoza, la Cesaraugusta de nombre imperial, situada en la orilla del Ebro, a confortar su espíritu, según mantiene la vieja y arraigada tradición.

María fortaleció su corazón solitario, su siembra al parecer estéril, la tortura del Reino que no cuajaba. No hay soledad mayor que la del que habla un lenguaje que no es comprendido, ni él mismo comprende el lenguaje y la vida de aquellos a quienes trae la Vida, porque se expresan en códigos diferentes.

Su siembra dolorosa fue fecunda: Santiago introdujo a María en España y España introducirá a María igualmente en América y con ella la fe, hoy tan firme y floreciente. Vuelto a Jerusalén, "el rey Herodes lo hizo decapitar para complacer a los judíos".

A los que seguimos sembrando nos fortalece el pensar y ver que es verdad que el grano sembrado en tierra da mucho fruto, viendo la cosecha de la predicación del Apóstol, que parecía inútil.

4. Según el Codex Calixtinus del siglo XII, y la Leyenda Áurea del siglo XIII, los discípulos del santo transportaron su cuerpo por mar hasta Galicia, y lo depositaron cerca de la ciudad romana Iria Flavia.

Otra tradición hace protagonistas a los monjes andaluces que, huyendo de la invasión musulmana, subieron hacia arriba, llevando consigo los huesos de Santiago. Pero el hecho de la evangelización de España por Santiago consta ya en el Breviarium Apostolorum del siglo VII.

Su sepulcro, como el de Jesús en Jerusalén, en las Cruzadas, y el de Pedro y Pablo en Roma, en las romerías, se convirtió en lugar de peregrinación, para conseguir la perdonanza atravesando el Pórtico de la Gloria del maestro Mateo.

Allí nació Europa, y allí tiene sus raíces. A recobrar esas raíces de su evangelización convocó Juan Pablo II a Europa, en el año 1982: "Europa, sé tú misma". Venían de Europa los peregrinos, trasvasando fe, cultura y fraternidad. Con las multitudes vinieron también personajes como Carlomando y el Poverello de Asís.

Desde Somport a Roncesvalles, llegando hasta Puente la Reina en Navarra, la tierra riojana, y la castellana hasta arribar por fin en Galicia, a Santiago, Campo de estrellas. Decían los alemanes: Grande fue nuestra devoción en Roma ante San Pedro y San Pablo, pero la mayor la sentimos ante el sepulcro de Santiago en Compostela.

Avanzaban cantando sin importarles mezclar el latín con el alemán: “Herru Santiagu, Got Santiagu, eutreia, esuseia, Deus aia nos”. “Señor Santiago, Divino Santiago, adelante, arriba, Dios nos ayude”.

5. Bien puede decir Santiago con Pablo que "el tesoro de la fe lo llevamos en vasijas de barro, para que se vea que una fuerza tan extraordinaria es de Dios y no proviene de nosotros". Por eso aunque "nos aprietan por todos lados, no nos aplastan". Y si "nos entregan a la muerte por causa de Jesús, es para que la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal" 2 Corintios 4,7. 

Como a Él lo entregaron a la muerte, también a nosotros. Por tres veces fue corregido por Jesús: En Samaria, cuando quería hacer llover fuego de destrucción. Cuando interpuso la mediación de su madre pidiendo el puesto más apetecible a su entender. Cuando en Getsemaní, se durmió mientras Jesús agonizaba: “¿No habéis podido velar una hora conmigo?”. 

6. Con el martirio de Santiago se cumple la palabra profética de Jesús: "Beberéis mi cáliz". Se lo dijo cuando estaba lejos de desear la muerte, sino un cargo sobresaliente en el reino de Jesús, concebido a la manera humana, en competencia con Pedro, quien, con su hermano Juan, eran los tres predilectos de Jesús: Les había elegido para que vieran la resurrección de la hija de Jairo, la transfiguración y su oración en el Huerto. "No sabían lo que pedían" Mateo 20,20.

Ocurre hoy, como ayer y como siempre, cuando se busca, se pretende, se rodea el mundo y se interponen mediadores para conseguir los primeros puestos, sin darse cuenta de que el porrazo es más resonante, cuanto de más alto se cae. Ya dijo San Pío X, cuando le elevaron a obispo de Mántua: mientras el sacerdote lleva la cruz por dentro es soportable.

Cuando la lleva por fuera, es intolerable. Pero al que lo procuró hay que recordarle la frase castellana: “Fraile mostén, tú lo quisiste, tú te lo ten”. 

7. Los dos Zebedeos, Santiago y Juan, sobre todo el impetuoso Santiago, como los discípulos que se indignaron cuando oyeron su pretensión, estaban aún verdes para la cosecha del martirio. No había venido todavía el Espíritu que les haría fuertes a unos y a otros para dar testimonio de la muerte y la resurrección de Cristo.

8. Que nadie se desespere ante su inmadurez en la fe, sabiendo que esta fuerza viene de Dios, que constantemente trabaja nuestro corazón, si le dejamos, con la gracia, con el riego de la oración personal, con los sacramentos, y especialmente con el de la Eucaristía, que estamos celebrando, con el que nos unimos a la Pascua de Jesús. Con su fuerza "nuestra tierra dará su fruto, porque nos bendice el Señor, nuestro Dios"Salmo 66. 

Jesús Martí Ballester 

jueves, 24 de julio de 2014

En vacaciones...la vida interior... ¿qué?

Autor: Ma. Esther De Ariño | Fuente: Catholic.net
No olvidemos, porque estamos de vacaciones, todo el esfuerzo que hicimos para mejorar día con día cuando estábamos en tiempo de trabajo
En vacaciones...la vida interior... ¿qué?

Sería interesante preguntarnos si la vida interior puede o debe tener vacaciones.

Primero partiremos de lo que significa o encierra la palabra: vacación.

Vacación es la suspensión del trabajo o del estudio durante algún tiempo y este tiempo de asueto, descanso y recreo que siempre ha sido sumamente necesario para el hombre, lo es mucho más para el hombre de nuestros días. Y al decir el hombre nos referimos también a la mujer y a los pequeños y grandes estudiantes que llevan un tiempo largo y sostenido en sus quehaceres y trabajos.

El periodo de vacaciones es muy saludable para la mente y para el cuerpo pues la rutina y el esfuerzo de la vida diaria pueden llegar a sumirnos en el estrés y por lo tanto al menor rendimiento de nuestras capacidades. Todo esto lo sabemos y está muy bien hasta ahí, pero.. ¿y la vida interior... el espíritu?

Decididamente es otra parte de la que sabemos se compone el hombre y no puede entrar en vacaciones. El enemigo acecha, siempre está alerta... él no tiene vacaciones.

Darle vacaciones a nuestra vida interior sería empezar a perder terreno en la batalla del bien contra el mal.

Nuestro espíritu se nutre de la oración, de la meditación, de la cercanía de los Sacramentos y de la presencia de Dios.

Estamos de acuerdo que el cambio en nuestro modo de vivir por vacaciones hará un poco distinto lo habitual pero hemos de procurar dar en todo momento un lugar preponderante a esta parte íntima de nuestro ser.

Hemos de acrecentar el deseo de orar, de elevar nuestra alma al Creador al contemplar una puesta de sol, quizá el mar, quizá la montaña. ¿Quién no puede encontrar, si quiere, un momento para darle gracias a Dios por el lindo día de campo, de viaje, de museos, de alegre diversión, de descanso, de encuentro con amigos o familiares distantes y pedirle nos siga bendiciendo y aumentando nuestra fe, en el siguiente día?

¿Quién no puede, si se lo propone, cumplir con el precepto de la Misa los domingos y tratar de buscar la palabra adecuada, la semilla buena, dejada caer como al azar, para que más tarde germine en el alma de quien tuvimos la ocasión de tratar en un viaje, o en una reunión?

Las vacaciones de nuestro espíritu son un mayor acercamiento a Dios. Ahí se robustece, ahí cobra mayor vigor.

No olvidemos, porque estamos de vacaciones, todo el esfuerzo que hicimos para mejorar día con día cuando estábamos en tiempo de trabajo, por el contrario, empeñemos en obtener, donde quiera que estemos, un mejoramiento y superación en nuestra vida interior y el recuerdo de, que por donde pasamos, intentamos dejar una huella de luz para los demás. 

miércoles, 23 de julio de 2014

Lotería de Navidad


Ya  tenemos en nuestras parroquias la Lotería de Navidad.

Puedes comprar tu décimo en el despacho parroquial de la parroquia.
Anímate

Cartel del próximo curso Pastoral



Ya tenemos cartel oficial para el próximo curso pastoral, último de implementación del vigente PDP. Cabe recordar que el objetivo preferente de dicho año será: "Discípulos misioneros de la alegría del evangelio".

En este sentido la vicaría general editará un folleto para el estudio y concreción de la exhortación apostólica del Papa Francisco, "La alegría del evangelio". Igualmente, después de navidad se iniciará el proceso de evaluación y elaboración de un nuevo Plan Diocesano de Pastoral para el cuatrienio 2015-2019, fecha esta última que coincidirá con el bicentenario de la creación de la diócesis en 1819, horizonte que estará presente en la venidera planificación pastoral.

martes, 22 de julio de 2014

Memoria de Cáritas Interparroquial de Güímar


Ya disponemos en nuestro blog el Power Point de la Memoria de Cáritas Interparroquial de Güímar.
Pincha en el siguiente enlace:

Memoria Curso 2013-2014




Colabora con Cáritas a través de:

 Da tu donativo a Cáritas interparroquial de Güímar. Número de cuenta: 2100 6740 13 2200548640






Días y horario de Cáritas Interparroquial:

Atención base:   martes y viernes de 17: 00 a 18:30

Servicio de ropero: miércoles de 17:00  a  18:30